Lanza de Dios BLOG

Inicio » Comisión Episcopal de Liturgia » Indicaciones Litúrgicas para el Jubileo de la Misericordia

Indicaciones Litúrgicas para el Jubileo de la Misericordia

Mapa de Visitas

Map

Recursos Adviento

“Respuestas para defender la Fe”

¿Que dice la Iglesia Católica sobre el New Age? Yoga, Reiki …

Jesucristo Portador del Agua de la Vida – La fe Cristiana sobre la Nueva Era

Una reflexión cristiana ante la “Nueva Era”

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 947 seguidores

Siguenos en Facebook

Siguenos en Twitter

Categorías

Familia

Testimonios

Carta Apostólica “Misericordia et Misera”

JUBILEO DE LA MISERICORDIA

TEXTOS, HOMILIAS Y DISCURSOS DEL PAPA FRANCISCO EN LA JMJ16

Exhortación apostólica Amoris Laetitia (La alegría del amor)

Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española 2016-2020

CARTA ENCÍCLICA LAUDATO SI’

Bula ‘Misericordiae Vultus’

Papa Francisco

POPULAR EN LA RED

Blogueros con el Papa

Blogueros con el Papa

Visitas al Blog

  • 258,703 Visitas

Aviso de Lanza de Dios Blog

Gran parte del contenido ha sido exclusivamente sacado de sitios públicos de Internet, por lo que este material es considerado de libre distribución. En ningún artículo legal se menciona la prohibición de material libre por lo que esta página no infringe en ningún caso la ley.Si alguien tiene alguna duda o problema al respecto, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

liturgia

INDICACIONES LITÚRGICAS
PARA EL JUBILEO DE LA MISERICORDIA

AÑO LITÚRGICO

1. Todas las celebraciones promovidas a lo largo del Año Jubilar han de estar siempre de acuerdo y en sintonía con el Año litúrgico C, en el que el mismo Año Santo se integra.

Cuaresma

2. La Cuaresma es el tiempo privilegiado en el que la Iglesia es llamada a mostrar de manera más evidente el rostro misericordioso del Padre, especialmente con ocasión de las liturgias penitenciales y de la celebración del sacramento de la Reconciliación.

3. El viernes 4 y el sábado 5 de marzo se extiende a todas las comunidades la iniciativa llamada «24 horas para el Señor», especialmente en las parroquias, en los santuarios y en las iglesias más céntricas y frecuentadas por las comunidades cristianas; este momento será celebrado en San Pedro, el viernes 4 de marzo, con una liturgia penitencial.

4. El ciclo de lecturas de las Misas de Cuaresma, además, ha sido redactado teniendo como base principios particulares, que tienen presentes las características propias de este tiempo y su carácter bautismal y penitencial. Precisamente el Año Santo de la Misericordia coincide con el camino cuaresmal por el leccionario del Año C, marcado por el tema de la penitencia.

5. Especialmente a través de la homilía, pero también en el cuidado particular de las moniciones y de la oración de los fieles, los pastores, junto a sus colaboradores, ayudarán a la asamblea celebrante a entrar en el misterio de la misericordia del Padre, celebrada de modo eminente en el sacrificio de su Hijo.

6. El tiempo de Cuaresma, en el Ritual de la iniciación cristiana de adultos, es llamado el tiempo de la purificación y de la iluminación (cf. RICA, Observaciones previas, 21. Antes de la celebración de la «elección», por eso, se pide una suficiente conciencia de la doctrina cristiana y un vivo sentido de fe y de caridad. Esto se verifica por medio de varios ritos, especialmente por los escrutinios y las entregas (cf. RICA, Observaciones previas, 25). Estos ritos deben ser cuidados de manera particular para que sean «signo de la solicitud materna de la Iglesia por el Pueblo de Dios, para que entre en profundidad en la riqueza de este misterio tan fundamental para la fe» (MV 18).

Semana Santa y Triduo Pascual

7. También en este Año santo se deberá tener gran cuidado en la preocupación de las celebraciones de la Semana Santa, especialmente del Triduo Pascual. En ellos, en efecto, a través de la valoración del lenguaje litúrgico, hecho de palabras, signos, símbolos y gestos, y especialmente en la adoración de la Cruz el Viernes Santo, emerge todo el misterio de amor y de justificación del Padre, con el sacrificio del Hijo, a favor de toda la humanidad.

8. Los pastores no dejarán, con ocasión de la Semana Santa y del tiempo pascual, de mostrar la imagen del Padre que ha salvado y que continúa salvando.

Algunas fechas señaladas

9. La fiesta de la Presentación del Señor (2 de febrero), clausura del Año de la Vida Consagrada. En este día el obispos diocesano, puede reunir, en la Iglesia catedral, a todos los que pertenecen a los distintos institutos para la celebración eucarística, abierta por la liturgia de la luz y caracterizada por un recuerdo particular a su compromiso de consagración a Dios misericordioso y benigno.

Organícese en cada una de las diócesis uno o más momentos de oración también por los fieles de institutos de vida consagrada, masculinos y femeninos.

10. La Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre), que en Oriente es paragonada a la de la Pascua, merece, por tanto, ser celebrada con la debida solemnidad, poniendo en el centro el misterio de amor y de redención que es la cruz de Cristo.

11. La solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús (3 de junio), muy querida en la piedad popular, requiere ser celebrada con particular solemnidad en este Año santo, llamando al Pueblo de Dios a una actitud ante todo hecha de conversión y reparación.

Es oportuno que en cada diócesis y en cada comunidad, en esta jornada, se promuevan momentos de oración por los sacerdotes, primeros dispensadores de la misericordia divina pero también destinatarios de indulgencia por parte del único Padre. Que algunas intenciones en la oración de los fieles de la Misa, así como en las invocaciones en las Laudes y una intercesión en las Vísperas, estén dedicadas a los presbíteros.

En este día, en las iglesias-catedrales de las distintas diócesis, se podrá promover una vigilia de oración o un momento prolongado de Adoración eucarística a favor del misterio ordenado, en la que toman parte tanto los laicos como los presbíteros de la diócesis misma. Por este motivo, es bueno que se celebre a una hora conveniente para facilitar la participación de pueblo de Dios y de los sacerdotes.

CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA

12. La Eucaristía, «culmen y fuente» de la vida de la Iglesia, lo es con mayor razón también de todas las celebraciones y actividades que tendrán que ver con este Año santo extraordinario.

13. Resáltese el Acto penitencial, previsto en los Ritos iniciales de la Misa, con la utilización y valoración de las tres formas según la celebración y el tiempo litúrgico. En este momento, en efecto, la asamblea es llamada a pedir perdón a Dios por los propios pecados. Sea vivido con la necesaria calma y dejando el debido espacio a los fieles para que, con un breve silencio, reconozcan su condición de pecadores junto a la firme confianza en la infinita misericordia de Dios. El Acto penitencial se concluye con la absolución del sacerdote. Recuérdese al Pueblo de Dios, de todas formas, que esta no tiene el mismo valor que el sacramento de la Penitencia (cfr. OGMR 51), sino que prepara para el mismo.

Cuando el Kyrie eleison es cantado como parte del Acto penitencial, a cada una de las aclamaciones se hace preceder un «tropo» (cfr. OGMR 52). Estos son propuestos según el tiempo litúrgico que se celebra y deben, por tanto, ser valorados, en su elección, siguiendo este criterio.

14. El domingo, especialmente en el tiempo pascual, es posible sustituir el habitual acto penitencial por la bendición y aspersión del agua en memoria del Bautismo, según el rito previsto por el Misal (cfr. OGMR 52). Este gesto permitirá al Pueblo de Dios hacer memoria del propio status de «ya salvados» por la cruz de Cristo a través de las aguas del Bautismo.

15. No falten, en la oración universal, algunas intenciones en las cuales se implore la misericordia de Dios y se pida también por los sacerdotes, primeros dispensadores de este don.

16. En este Año santo, de acuerdo con los principio y las directrices sobre los tiempos y las fiestas del Año litúrgico, es conveniente valorar las Plegarías eucarísticas de la reconciliación I («La reconciliación como retorno al Padre») y II («La reconciliación con Dios, fundamento de la concordia humana»).

17. Cuando el tiempo litúrgico lo permita, o con ocasión de las memorias de la Virgen que no tienen formulario propio, pueden utilizarse los formularios recogidos en las Misas de la Virgen María, especialmente aquellos que manifiestan la imagen de María como primer testigo del amor y de la misericordia del Padre: «La Virgen María junto a la cruz del Señor» (nn. 11 y 12); «La Virgen María, madre de reconciliación» (n. 14); «Santa María, la mujer nueva» (n. 20); «La Virgen María, madre y medianera de la gracias» (n. 30); «La Virgen María, fuente de la salvación» (n. 31); «La Virgen María, causas de nuestra alegría» (n. 34); «Santa María, reina y madre de misericordia» (n. 39); «La Virgen María, auxilio de los cristianos» (n. 42).

18. Entre las Misas y oraciones por diversas necesidades y las Misas votivas, algunas de ellas hacen explícita o implícitamente referencia, en su eucología, a la misericordia de Dios.

Entre las primeras, tómense en particular consideración los formularios «Para la reconciliación» (n. 22 bis); «Por el perdón de los pecados» (n. 40); «Para fomentar la concordia» (n. 42).

De las Misas votivas: «De la misericordia de Dios» (n. 1bis); «Del misterio de la Santa Cruz» (n. 2); «De la Preciosísima Sangre de nuestro Señor Jesucristo» (n. 5); «Del Sagrado Corazón de Jesús» (n. 6).

CELEBRACIÓN DE LOS SACRAMENTOS

19. En la celebración del Bautismo, a través de un camino mistagógico marcado por la iniciación a los signos, se tendrá cuidado de subrayar cómo el baño de regeneración, «puerta» de todos los sacramentos, introduce en la vida sacramental de la Iglesia y reviste al hombre de la imagen de Dios, que el cristiano está llamado a llevar sin mancha para la vida eterna.

20. En el Año santo de la Misericordia asume gran relevancia el sacramento de la Reconciliación.

21. En la Unción de enfermos, administrada con particular solicitud a quienes se preparan para el encuentro definitivo con el Padre, subráyense principalmente la dimensión de la esperanza y de la espera de la vida beatífica de Dios, que no ha venido a condenar, sino a perdonar.

LITURGIA DE LAS HORAS

22. En este Año santo sería muy positivo promover la celebración de la Liturgia de las Horas comunitaria, junto a todo el Pueblo de Dios, sobre todo en las horas principales de Laudes y Vísperas.

Cuando la liturgia lo consiente, en particular en las celebraciones con el Pueblo de Dios, se debe tener cuidado de elegir aquellos salmos que mejor subrayan el aspecto de la reconciliación y de la misericordia.

OTROS

23. El Año santo puede ser también la ocasión para valorar la Adoración eucarística en las comunidades, implorando el perdón y la paz ante la presencia sacramental del Señor. Este momento, aun respetando la propia índole, que es la de un silencio adorador, puede ser acompañado, de vez en cuando, por la proclamación sencilla de algunos pasajes de la Escritura, en los que muestre el tema de la misericordia, o de algunos comentarios de los Padres.

24. El papa Francisco, en el n. 23 de la Bula, recomienda que en esta Año Jubilar se preste una particular atención también a la oración ecuménica e interreligiosa.

Para intensificar la oración e implorar de Dios el don de la unidad, que encuentra su culmen en la participación en la única mesa eucarística, pueden utilizarse, cuando el tiempo litúrgico lo permita, los formularios de la Misa Por la unidad de los cristianos (Misas y oraciones por diversas necesidades n. 13 A. B. C.), además del formulario Santa María, madre y reina de la unidad (MVM n. 38).

25. En cada comunidad es oportuno que la cruz del presbiterio, en el respeto de las normas, esté adornada de manera que resalte como signo eminente de la misericordia de Dios y de la victoria de Cristo sobre la muerte y, por esto, referencia para la oración comunitaria e individual.

26. Las múltiples expresiones de devoción hacia Cristo crucificado adquieren especial relieve en la iglesias dedicadas al misterio de la Cruz o en las que se veneran insignes reliquias del lignum Crucis. Es oportuno pensar, por tanto, durante el Año santo y de acuerdo con los tiempos litúrgicos, en algunas celebraciones en las que se proclamen pasajes tomados de la narración de la Pasión del Señor. Que no falten, además, cantos y oraciones, gestos como la ostensión, la procesión y la bendición con la Cruz.

27. En este Año Jubilar el piadoso ejercicio del Via Crucis, expresión popular del amor del Padre, revelado en el sacrificio del Hijo por amor a la humanidad, es oportuno cuidar la selección de las lecturas bíblicas, de los comentario y de los signos que pueden acompañar este momento.

28. El Santo Padre, además de las celebraciones del Año litúrgico, ha querido dedicar a la dimensión mariana del Año santo el sábado 8 y el domingo 9 de octubre, inspirada por la memoria de Nuestra Señora, la Virgen del Rosario.

29. Será que en este año la selección de los pasajes que acompañan al rezo del Rosario esté inspirada por aquellos textos de la Escritura, de los Padres y otros que, mejor que otros, muestran el rostro materno de la que, antes que nadie, ha experimentado la misericordia del Padre.

30. Es oportuno que la Oración por el Jubileo de la Misericordia, compuesta por el papa Francisco, sea recitada comunitaria e individualmente. Será un signo de unidad entre las comunidades de todo el mundo al implorar la misericordia del Señor, para que este acontecimiento eclesial pueda dar frutos de conversión y de encuentro con el Padre bueno.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: